EOS, el boletín de noticias de la Unión Americana de Geofísica (AGU), se hace eco de un artículo liderado por J. M. Torta, del Observatorio del Ebro, realizado en colaboración con un grupo del Institut Geomodels de la Universitat de Barcelona, y publicado recientemente en la revista científica Space Weather.

Roquetes, 23 de mayo de 2017-- La amenaza a las redes de transporte de energía durante las tormentas geomagnéticas ocasionadas por una erupción solar radica en que se pueden inducir fuertes corrientes eléctricas en estas líneas y sus transformadores. Para complicar las cosas la intensidad de estas corrientes también depende de la conductividad del suelo que hay debajo. Esto varía con el tipo de roca y puede cambiar de manera significativa en las fronteras geológicas o cuando están presentes grandes masas de agua como el Mediterráneo o el Atlántico.

fotospaceweather1 cropped main 800x600El estudio de Torta y coautores revela como mediante campañas de medida de la conductividad del terreno se pueden mejorar las predicciones sobre la vulnerabilidad de la red nacional de transporte eléctrico de alta tensión frente a las tormentas solares. Para evaluar la utilidad de estas medidas, los autores llevaron a cabo una prospección magneto-telúrica (MT) cerca de una subestación situada en Vandellòs, cerca de la central nuclear.

Con una determinada métrica de rendimiento del modelo, las lecturas MT mejoran la exactitud de las predicciones en un factor 8. El método podría ser utilizado por otros países que tratan de evaluar su vulnerabilidad frente a la meteorología espacial.

Contacto: J.M. Torta, Investigador, Observatori de l’Ebre, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., 977 500 511.